martes, 23 de agosto de 2011

Las necesidades aparentes. Televisión por cable.


He tenido una prueba contundente de como una funciona en la sociedad de consumo dejándose llevar por comerciales y "necesidades aparentes" que en realidad no lo son.
He oído decir que la vida era mucho más simple antes de tanta technología, y cuando trato de recordar de muy niña, sí era en realidad muy simple.
Mi año de "especial" del cable pagado se vencía en septiembre y como todos los que alquilan saben una vez al año usualmente suben el alquiler. Ambas cosas me coincidían y por más que trataba de quitar de aquí o allá mi cuenta de cable nunca mejoraba. Total que si me suscribía a showtime u otro canal, siempre terminaba aburrida de las repeticiones y llegaba a la conclusión de que estaba botando el dinero.
Hice una investigación en Internet y pude ver cuantas personas se han borrado de la suscripción de cable o satélite y han armado su propio entretenimiento usando simplemente una antena digital, muchas veces de $10 o $13 dólares, una suscripción a Netflix si quieren ver películas directo de Internet, y un dvd blue ray u otro aparato que conecte la televisión al network. Al menos tienen un mes para probar si les interesa Netflix.
Para probar primero que canales tenía por antena y como se veían en mi HDTV Panasonic, fuí a Radio Shack a comprar una antena que decían en las opiniones online que era buena. La ví muy simple y pasé por una tienda de 99 centavos y compré una parecida por $1.29.
Para mi grata sorpresa en cuanto le hice el setup a la televisión con la antena instalada pude ver 27 canales gratis en muy buena recepción, yo diría que para ser gratis excelente.
Inmediatamente devolví mi caja de cable. Me suscribí a Netflix y compré un dvd player blue ray Vizio por $88 dólares en Walmart.
Ahora escojo la película o el documental que quiero ver cuando lo quiera ver por $7.99 al mes.
Desde luego hay muchas peliculas que quisiera ver y no están en Netflix pero al menos no me imponen algo que no me interesa encima de que pague por ello. Ademñas aún estoy en la etapa de prueba y puedo prescindir de este servicio si no quedo satisfecha.
Le conté a una amiga y acaba de poner una antena por $10 y cancelar su suscripción a satélite de $60 al mes.
Las personas que trabajamos apenas tenemos tiempo de ver televisión y añadimos a nuestros pagos una cuenta innecesaria en una crisis económica mundial de la cual no se ve otra salida que un cambio total del viejo orden del mundo.

jueves, 21 de julio de 2011

La casa donde nació Walt Whitman


Después de 15 años he vuelto a la casa donde nació Walt Whitman en Long Island, N.Y., y me he encontrado con una sorpresa. Al llegar una pared de madera cubre la entrada, de manera que tienes que pagar 6 dólares para ver la casa con un guía. Primero pasan un documental en blanco y negro en un salón con fotos de Whitman, el cual dicen gustaba de retratarse. Hay una impresora de la época en que Whitman trabajó en un negocio de impresión hasta que se quemó el lugar. Parece ser que los fuegos eran muy comunes en aquella época porque a la salida de la casa donde nació Whitman hay 3 cubos hechos de piel con arena y agua para usar en la casa en caso de incendio.
Nos explica la guía que de aquella época solamente queda esta casa, y todo cuanto ha sido colocado dentro, se supone es de aquellos días pero no de la familia Whitman, que acostumbraba a mudarse mucho. De ahí que Walt Whitman solamente vivió hasta los 4años en ella, porque el padre no pudo venderla después de construirla debido al tamaño y precio. Sí, adivinaron, era carpintero de profesión.
Los objetos en la cocina, el horno frente al fuego, una pieza cilíndrica donde colocaban dentro las carnes y les daban vueltas y vueltas. Los platos de metal que contenían plomo, y que deberían llevar los vecinos cuando iban a comer a otra casa.
La cama donde paría la Señora Whitman y estaba hasta que podía subir las escaleras. Cómo había que tirar de las sogas que servían de bastidor y morderlas en una esquina con una pieza de madera para que la cama con su colchón de pajas se mantuviera tensa toda la noche. Los faroles de metal tallados de manera diferente para cada familia, para así identificar quien venía por el oscuro camino en la noche. (Parece que los maleantes abundaban). Las dos piezas de ropa que tenía cada uno, más la de ir el domingo a la iglesia. Donde dormían los niños, (en el mismo cuarto de los padres). Donde dormía la visita, pues le tomaba lo menos dos meses a la abuela viajar de New Jersey a New York y tenía que estar un mes para ayudar y recobrarse del viaje).
En una mesita cartas de juego de la época, y me pregunto si los Quakers, religión de la familia liberal Whitman, jugaban a las cartas. Pero es tarde para averiguarlo porque ya estoy de regreso en New Jersey, poniéndole gasolina a mi auto a $3.70 el galón, después de un viaje de una hora ida y vuelta por el cual he pagado $33 dólares para ver una casa escondida detrás de un pabellón muy bien construido evitando la visión exterior, con una grabación de la voz de Whitman, la cual puede ser encontrada en Internet en el enlace:
http://www.whitmanarchive.org/multimedia/index.html
También se puede conseguir información visual y escrita en la página anterior sin tener que ir tan lejos y costosamente a un lugar, que es únicamente la casa donde estuvo hasta los 4 años el más grande poeta americano, cuando ni siquiera sabía leer y donde no hay ni un manuscrito de algún poema suyo. Para conocer información de cómo se vivía en esa área en esa época y ver el trabajo hecho por un restaurador con muebles y objetos conseguidos por aquí y por allá. Encima debemos agradecerle a algún político mencionado por la guía que haya ocultado la vivienda detrás de la cerca de madera, y cobre por entrar a un lugar que fue comprado a una dueña por $40 mil dólares reunidos según la guía por estudiantes para que quedara en manos del estado a disposición del pueblo americano, transeúntes, chóferes de paso, y turistas, algunos de otros países donde enseñan a Whitman.

domingo, 8 de mayo de 2011

Frenchtown, New Jersey



Pasé por Frenchtown ayer después de ver un anuncio en Internet que prometía una experiencia muy buena para viaje de un día. En realidad con una hora es suficiente para ver la calle de Frenchtown. Si no va a comer en el pueblo le advierto que vaya al baño antes de llegar pues no permiten usar ningún baño a menos que consuma algo en los establecimientos.
La galería de arte Outsider tiene una colección grande de arte para tan pequeño lugar y es para mí lo mejor de Frenchtown.

martes, 23 de noviembre de 2010

George Rouault, el pintor mensajero del cristianismo

Fue la madre de George Rouault quien lo animó a dedicarse al arte.
Mientras trabajaba como aprendiz, pintor de vidrio y restaurador, Rouault estudiaba de noche, ya que provenía de una familia pobre.
Según él mismo lo dijo a los treinta años ..."fui poseído por una suerte de locura, o de gracia, depende de cómo se lo mire. El rostro del mundo cambió para mí. Veía todo lo que había visto antes, pero de una forma diferente y con una armonía distinta."
Cuando Rouault recibe la gracia divina de encontrar a Cristo, comienza su verdadera carrera como artista.
A pesar de que estudió en la escuela de Bellas Artes, al liberarse de la enseñanza académica realista y seguir los pasos de Cezanne, puede producir una obra auténtica con un mensaje espiritual.
Es su manera de ver lo divino en cuanto le rodea lo que hace que las pinturas de Rouault adquieran esa intensidad emocional y transmitan el mensaje del cual era portador.
El pintor se inspira tanto en un burdel, un circo o un tribunal de su época para expresar con sus fuertes contornos y colores la realidad circundante. Un árbol con el cielo de fondo poseía el mismo interés, carácter y expresión para el pintor que la figura humana.
Aseguraba que toda su obra era religiosa, y que solo había que saber mirarla para entender esto. Pero fue muy criticado por pintar la fealdad moral y la miseria. Precisamente es en esos temas que Rouault plantea su solidaridad con el pobre, su compasión por el prójimo.
La ambición de su vida fue poder captar en sus pinturas de Jesús tal mensaje que al recibirlo quienes lo observaran se convertirían a la fe cristiana.
No es la primera vez que leo sobre una historia parecida en la cual quien tiene la realización de Jesús y recibe la gracia de sentirlo se dedica con toda la pasión y entrega de que es capaz a ayudar al necesitado o enviar el mensaje del Cristo a través de su trabajo. Tal fue el caso de la Madre Teresa cuando un cura enviado por el Vaticano para conocer su trabajo, le pregunta "¿por qué lo hace?" y la Madre Teresa le contesta: "porque Jesús me lo ha pedido".


lunes, 4 de octubre de 2010

Gabriele Münter, pintora expresionista

Gabriele Münter nació en Berlin en 1877. En 1897 asistió a la escuela de artes para damas en Düsseldorf. Desde 1898 a 1900, viajó por Estados Unidos después de la muerte de sus padres. Luego se mudó a Munich y entró en la escuela Phalanx dirigida por Kandinsky. En 1903 ellos se comprometieron a pesar de que Kandinsky estaba aún casado, y aunque luego el se divorció jamás se casaron. Viajaron por Europe y el norte de Africa hasta el 1908, cuando se establecieron en Munich. En esta época sus estilos de pintura eran impresionisas. In 1909 Münter compró una casa en Murnau y vivieron allí hasta 1914, cuando Kandinsky usó el pretexto de la guerra para terminar la relación. Mientras estuvieron en Murnau desarrollaron un nuevo estilo de pintura en la cual se sobreponían colores brillantes, se suprimían detalles realistas, y se marcaban las formas con líneas oscuras. El movimiento artístico Der Blaue Reiterse se fundó en 1911. La última reunión entre Münter y Kandinsky fue en Estocolmo en 1916. Desde 1920 Münter entró en un estado depresivo y esto marca el final de sus mejores trabajos, a pesar de ello ella continuó pintando hasta el finald e su vida. Se mudó a Berlin, donde pintaba retratos de mujeres, y en 1929 se fue a Paris, donde su impulso creativo se vio renovado. Durante la segunda guerra mundial protegió fieramente una colección de pinturas expresionistas que eran clasificadas por los nazis como degeneradas. En 1957 la colección entera fue transferida a la galería Städtische am Lenbachhaus en Munich. Ella murió en 1962 en Munich a la edad de 85.
Véase http://www.chambermusicians.org.uk/murnau.htm

jueves, 11 de marzo de 2010

¿El fin del mundo?

Vivimos en un mundo de corre-corre. Todo es rápido y todo parece tener fecha de vencimiento. Encima se la pasan asustándonos por cosas de las cuales no tenemos control. Ya no puedes ni ver una comedia en televisión porque cuando más contenta estás, sale un comercial con una de esas enfermedades terribles para anunciar una medicina. Al principio una hasta se pregunta si tendrá eso porque es como si te hablaran personalmente y directo. Después que dicen todos los milagros de la medicina, ya al final, rapidito y con letras chiquitas dan la lista interminable de efectos secundarios, que a veces, son peores que la enfermedad. Hablando de medicina, ahora la han tomado con las pruebas médicas, primero fue la discusión de si se debía hacer mamografía anual o no, y ayer leí en yahoo algo sobre la angiografía innecesaria que encima es riesgosa para el corazón.
Hoy me enteré de una película muy popular llamada Food, Inc. Ya sabíamos que los tomates no eran naturalmente de ese tamaño. Esta semana compré unas fresas que estaban tan deformes que daban miedo, hasta pensé dibujarlas o tomarles unas fotos para una de mis pinturas abstractas. Al fin y al cabo me las comí porque no había otro tipo de fresas normales.
Mucha gente ha cambiado su manera de comer debido a esa película. Estoy pensando si la veo o no, porque a veces es mejor estar inocente.
Hace una semana compré el filtro de ZeroWater, que dice ser el mejor del mercado y hasta trae un medidor electrónico para que una lo compruebe. Por supuesto todas las aguas dieron números exorbitantemente altos de contaminación, menos la de ellos después de filtrada que así y todo la segunda vez que lo usé dio 006, el número que indica que hay que cambiar el filtro. Pues nada, empaqué todo y lo devolví y seguí tomándome el agua de antes porque ya no sé a quien creer, y me sabe bien.
Terremotos por aquí y por allá, desempleo por millones, el crimen altísimo, el costo de vida ni se diga. Parece como la "preview" del fin del mundo.
Lo único que sé es que vivimos en estado de pánico, con un estrés constante y eso si es fatal para la salud física y mental.