jueves, 20 de marzo de 2014

Los campos submarinos tienen montañas ilusorias

(De mi nuevo libro de poemas, poesía absurda? como nuestros tiempos)

Cinco ollas delicadas dibujan en las nubes un pabellón infinito
donde hay hadas elegantes, almacenando palabras.

Fue demasiado cierta la aparición de flores.

Golpea la oficina rígida, informa a todos del hielo irrompible.

Si empujas la almohada mientras vagas de noche, caerá en serpenteo 
dentro de las mallas metálicas de tus cuentas pendientes.

Mira hacia abajo en este mundo, a través de la niebla,
llegarás hasta la mesa del árbol cariñoso.

La aleación de estaño con oro te envía al tope con el humo
enganchada al papalote con una horquilla.

Prepara un discurso de despedida cortés, porque las malas palabras tienen dos corazones.

En el Palacio de la Eterna Juventud, en mitad de la noche
cuando no hay nadie, susurro entre los árboles con ramas
que se arrastran por el suelo: el dolor no es eterno.

La poeta había hecho del medio ambiente su campo de batalla 
conforme a la naturaleza, 
escrito en la disponibilidad de su territorio, 
sin duda, el vecino ideal.

La oscilación del cuerpo sin esqueleto le permite volar.

Una ola de frío puede ser digna del encierro, la alegría oculta
en el sol de la tarde.

Es de humanos el ocio para ver en la montaña chispas de poemas. 

No es mi territorio, en mi visión de las cosas, así que no tengo todas las herramientas 
que necesito para usar mis colores.

Desinteresada de la vista física de las cosas,
no sé lo que es cierto de lo material.

Los ancianos matan palabras escritas por pájaros inmigrantes,
y es por eso que entonces podrían crear, desinteresados de la fama que marcha con el tiempo perdido; el héroe de sus libros tiene la discapacidad de poseer un ego, pero puede establecer nuevos oídos.

miércoles, 29 de enero de 2014

Vista aérea. Poema.




El privilegio de la ausencia
desgarra las cortinas al sueño.
Los ojos: abiertas luces blancas
escudriñan dentro del esqueleto de sombras
y destapan agujeros de olvido.
Este amasijo que no sirve de nada
sin el soplo de Dios,
camina demasiado rápido
otorgando concesiones a la fuerza de gravedad.
No fue el amor o el deseo quien me hizo
sino la experiencia, el golpe, los miedos, las caídas
el desafío, la angustia, la impotencia,
la esclavitud a las leyes sociales;
el desembarco en tierras inhóspitas.

miércoles, 8 de enero de 2014

Las coincidencias no existen


Así me dijo el mecánico donde está mi carro desde anoche, cuando le conté que desde que lo llevé a poner nuevas gomas empezó a funcionar diferente, hasta que dejó de arrancar ayer.
He notado que es muy típico de Atlanta y sus alrededores, que después de llevar un carro a hacer algo simple como un cambio de aceite, te traigan una lista de problemas para arreglar. Incluso si lo llevas a otro lugar el mismo día, y no dices nada le encuentran algo totalmente diferente. Nada que aquí hay que tener un carro del año y lidiar con un “dealer” mejor que con mecánicos.
Lo interesante de todo esto, es que el que me arregla el carro me ha dado un estimado de casi $700 por cambiar la bomba de gasolina, y mi carro es un Ford por lo tanto supuse que sus piezas serían más baratas.
Claramente después de un día con un frío de 11 grados lidiando con esa situación y hasta montándome en una rastra con un desconocido para dejarle el carro allí, llegué a la casa desalentada y con ganas de salir corriendo a ese lugar donde no necesitas un carro porque hay transportación pública adecuada y un clima agradable. Existe?  No lo sé.
Hace un rato me entra un email al celular avisándome de que un libro que llevaba más de 6 meses en Amazon había sido vendido, y me hizo sonreír, porque lo primero que me viene a la mente es el pensamiento: "Dios es muy simpático" porque en esa dimensión espiritual donde no existe el dinero, ni las ambiciones y mentiras de negociantes, imagino que solo perciben un estado de ánimo en forma de energía positiva o negativa, y para hacerme sentir bien me manda esto como quien le da a una niña un juguete para que se alegre y entretenga.
Pero profundizando más, no creo que Dios se ocupe de estas pequeñeces, quizá es nuestro ángel, o la abuelita que nos cuida desde el otro lado. Definitivamente a quien fue le doy las gracias, no por el dinero que ni es mucho, ni resuelve nada en todo esto, sino por hacerme sonreír en medio de estas preocupaciones mundanas diarias de nuestra sociedad.


martes, 10 de diciembre de 2013

EL FUTURO DEL LIBRO DIGITAL

Por segunda vez, intento transferir mi lectura al formato del e-book o libro digital, usando NOOK, el del modelo más simple, por la característica de la pantalla con menos reflejo que la del Nook de color.
¡Qué semana de estrés! Luego de inscribirme online a Barnes and Noble, me dediqué a preparar mis libros digitales, sobre todo aquellos textos que he ido guardando para leer en mi computadora y nunca tengo el tiempo de hacerlo.
Descargué Calibre, un programa excelente para convertir de Word a EPub. También convertí a epub uno de mis libros, traducido al inglés, y lo puse en Barnes and Noble. Bueno, eso creí yo, porque pasaron dos días y nada.
Me comuniqué con ellos, y me mandaron un email con una lista de pasos a seguir para vender un elibro en su página.
Mientras tanto ya era jueves y no había leído nada en mi nuevo Nook, así que decidí comenzar a leer. Alrededor de diez minutos habían pasado cuando la mitad de la página, verticalmente, se esfumaba y apenas se veían vestigios de las letras.
Traté todo para arreglar esto, sin resultados, así que decidí devolverlo. (Ratificando mi decisión de vivir una vida simple lo más alejada posible de la sociedad de consumo).
Este era ya el segundo Nook que compraba en esta Barnes and Noble,  pues el primero no cargaba bien y me lo habían cambiado ya por otro Made en China-presionador de comprar libros.
Para que lo aceptaran de vuelta fue toda una odisea, (esta vez no me convencieron de seguir tratando), ya exhausta y después de conducir más de 20 millas de un Barnes and Noble al otro, me dieron mi crédito de vuelta.
El año pasado tuve que devolver otro porque se volvió literalmente loco el aparatito, y no podía leer nada de lo que había puesto en su memoria.
Por supuesto el objetivo del ebook es vender libros, muchos de los cuales se consiguen en copia impresa de uso a mucho menos precio, en amazon o algún mercado de libros usados.
Amazon es mucho más fácil para publicar un libro digital, pero de 99 centavos te pagan solamente 39 centavos, y no creo que un libro digital deba venderse en más de 99 centavos.Traté un kindle de otra persona hace un par de años y no me convenció, pero recientemente vi otro que sí me gustó aunque creo que está muy caro para ser un ebook reader nada más, no tablet.
Mi conclusión es que si una tiene una computadora portátil o una tableta digital, igual lee los libros en ellas y hasta puede hacer búsquedas de Internet, porque los lectores de libros digitales a color tienen la misma pantalla con ese reflejo que molesta a la vista.
No sé cual será el futuro de los libros, pero creo que hay mucho que hacer aún en cuanto a la técnica de los "aparatos" para leerlos; y sobre todo el incesante ofrecimiento de libros que ni a una le interesan, asediándote como un comercial de televisión, hace de estos aparatos un motor más de ansiedad de la sociedad de consumo.
¿Quizá se podría trabajar en la impresión de libros a menos costo y más livianos y pequeños que los actuales?
En fin, todo es propaganda para hacer dinero.

domingo, 25 de agosto de 2013

Mudarse o no mudarse: Ahí está el dilema

Algunas veces durante nuestra vida nos cansamos de vivir en un lugar y queremos empezar de nuevo.
No lo pensamos dos veces y nos vamos lejos de todo lo que conocemos. Agrupamos las razones sin sentarnos a meditar el por qué del cansancio, sin ver las cosas buenas de donde vivimos. Sin percatarnos de que nuestra historia es esa que queremos abandonar y que, aunque la yerba si esté más verde al otro lado porque no haga un invierno tan fuerte como el del norte, el paquete del otro lado viene con sus negatividades también. 
Algunas veces nos cansamos de todo, la casa, el trabajo, el frío, la costumbre. No vemos la luz al final del túnel y nos inventamos una linterna mágica.
El problema es que no siempre podemos regresar a lo perdido que se irá despejando en la memoria y nos aclarará el verdadero por qué del querer huir. 
El problema es que si regresamos, ya no será igual que antes, ni tendremos lo mismo de lo bueno que teníamos, aunque lo malo haya desaparecido. Y no nos quedará otra opción que seguir adelante, soñando con algún lugar imaginario donde sí podíamos ser felices esta vez.
Mi sugerencia es que se tome unas vacaciones, así sean de un mes antes de mudarse, para que desde allá vea la razón por la cual quiere irse y se percate de que solamente cambiará unos problemas por otros.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

En cualquier lugar del mundo

Un hombre adquiere el poder político de un país y la vanidad lo invade, entonces comienza a crear leyes arbitrarias, a destruir todo lo que compita con su poder. El pueblo se somete al principio en una de esas fiebres masivas de patriotismo y se persiguen unos a otros, creando la división y debilidad por ende, que el dictador desea. Lo opuesto de las enseñanzas de Jesús empieza a aplicarse. El odio entre unos y otros,  la envidia por tener lo que tienen los beneficiados por el poder forman la base de la nueva sociedad, una y otra vez se rompen los mandamientos. La miseria obliga a robar, crea desesperanza y falta de fe en el futuro.
 El nuevo endiosado tiene fotos en las casas y las calles, sus palabras son sagradas, y se estudian y leen muchas veces hasta convertirlas en un mantra. Destruye iglesias y encarcela y tortura. Solo puede haber un falso profeta: El.
Pasan los años, una generación.
La carne vuelve al polvo y desaparece el creador de la destrucción.
Vienen otros a mandar hasta un día en que despierta  el pueblo y regresa a la Verdad.
La gigantesca estatua del Héroe del apocalipsis comienza a molestar y es destruida. Como con todas las estatuas de la tierra, los pájaros pierden su estancia temporaria y ya no tienen donde dejar sus excrementos.

jueves, 21 de junio de 2012

Los Nómadas de la economía actual

La última entrada de mi blog fue en agosto de 2011.
En octubre decidí cerrar mi apartamento con control de renta e innumerables problemas, deshacerme de todos mis muebles y empacar mi hogar en 28 cajas. En New Jersey el alquiler es muy alto y el trabajo que tenía no me permitía mudarme en el área. Después de pensarlo dos años me mudé a casa de un familiar con la esperanza de encontrar algún trabajo en dos o tres meses. Jamás imaginé que la situación estaba tan caótica, de saberlo hubiese seguido en las condiciones que estaba, que al fin y al cabo eran mejores que ahora.

En Orlando, es prácticamente imposible encontrar un trabajo normal. Los únicos trabajos que existen allí para una persona con experiencia administrativa son de cuidar 12 niños a la vez por 7 y algo la hora, unos 500 dólares al mes. No hay vivienda a ese precio, punto. Le di 5 meses a Orlando, cuando había comenzado a hacer relaciones con vistas a conseguir trabajo, tuve que empacar dos maletas y mi laptop y aceptar la oferta de una amiga en Georgia. La casa de mi familiar estaba en juicio hipotecario y no me lo habían confirmado antes de mudarme porque no querían que nadie se enterara.

Por lo tanto en este momento tengo mis cajas sin abrir en un garaje a 450 millas y me he convertido en otra nómada de la economía por tomar una decisión desesperada.
El futuro es un signo de interrogación sobre el cual me balanceo tratando de pescar un empleo normal que me permita vivir una vida normal, en un departamento mío.

En este momento de nada vale la experiencia, de hecho si he conseguido entrevistas es porque he borrado de mi Resume todo menos el último trabajo. Tampoco vale la perseverancia. Es cuestión de suerte, de caer bien de dar con la persona adecuada, de tener a alguien que te recomiende desde dentro del empleo, en fin ya no sé ni qué hace falta para encontrar empleo.

Lo interesante es que cuando voy a ver apartamentos para mudarme, a una chica que vino de Miami con su esposo e hijos porque no encontraban trabajo allá. Conozco a una doctora que tampoco encuentra el trabajo que busca. Y otras personas que ni buscan trabajo ya y vegetan en espera de algún milagro.
Los que mejor están son los que tienen un retiro y un lugar donde vivir pagado, o aquellos que pueden acostumbrarse a convivir con varias personas y compartir los gastos.

Me pregunto si el futuro de la humanidad será volver a la época en que las tribus andaban nómadas caminando de un lado al otro en busca de la subsistencia. No quiero ser pesimista, pero ¿cómo se va a arreglar este desastre en el que la avaricia y el egoísmo de unos cuantos han convertido al mundo?